Depresión posparto

* Dra. Erika Proal  – especialista de NEUROingenia

¡Ha llegado un nuevo miembro de la familia! Y lejos de sentir emoción ¿sientes tristeza? o ¿mucha preocupación? y eso, ¿te está causando culpa? Quizá estés experimentando una depresión posparto. 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que todo parto trae como consecuencia ciertos cambios tanto físicos como emocionales y puede ser normal que en el primer mes existan características que pueden confundirse con depresión sin llegar a serlo.

Las madres e incluso a veces los padres, pueden tener una sensación de tristeza, que en inglés se conoce como “baby blues”, en donde se experimentan ganas de llorar, preocupación, cansancio, inseguridad. Esta tristeza puede comenzar un poco después del nacimiento y dura un par de semanas o incluso, llega a estar presente hasta el mes. Es por ello, que la famosa cuarentena es tan importante porque es el tiempo necesario para recuperarnos física y emocionalmente, pero además para adaptarnos al nuevo miembro de la familia y que él se adapte al entorno.

Pero entonces, ¿cómo saber si la tristeza que se siente ya es una depresión posparto?, en primer lugar, debes verificar si ya han pasado más de un par de semanas y si la intensidad de lo que se está sintiendo hace que no puedas realizar actividades cotidianas y más importante aún, cuidar de ti misma y de las personas que normalmente están a tu cargo (otros hijos o el nuevo bebé).

Comúnmente, las madres que durante el embarazo tuvieron síntomas de melancolía o cambios bruscos de estado de ánimo, pueden ser más propensas a sufrir depresión posparto, pero no es una regla, aproximadamente el 10% de las madres sufren depresión postparto.

Entre los síntomas se encuentran: 

  • Sentimiento de desesperanza de la madre
  • Se puede perder interés por el bebé
  • En ocasiones, tener deseo de lastimarse o lastimar al bebé
  • Tristeza profunda
  • Irritación o enojo
  • Sentimiento de culpa excesiva 
  • Perdida de interés por relaciones sociales
  • Perdida de interés en actividades que anteriormente eran del agrado de la madre
  • Dificultad para concentrarse
  • Cansancio extremo, que no permite realizar actividades
  • Ganas de llorar constantemente

Recuerda que la depresión posparto puede darse desde que el bebé nace, pero también puede darse después, dentro del primer año del nacimiento del bebé. La buena noticia es que puede tratarse, sin embargo, el primer paso es hacer conciencia de que se está presentando y aceptar pedir ayuda. Uno de los tratamientos más recomendados es la psicoterapia, en específico, la Terapia Cognitivo Conductual, puede resultar de gran utilidad, ya que ayudará a la madre a analizar sus pensamientos y emociones y realizar ejercicios específicos para poder ver pequeños cambios en corto tiempo. En caso de que la gravedad de los síntomas sea mayor, se recomienda además acudir a valoración médica psiquiátrica y revisar si un tratamiento farmacológico es adecuado para la madre. 

Algunas recomendaciones que puedes hacer en casa:

  • Cuéntaselo a quien más confianza le tengas, no te guardes esos sentimientos, expresarlos te ayudará a entenderlo desde otra perspectiva. 
  • Escoge solo una actividad que te gustaba hacer antes y oblígate a hacerla, puede ser salir a dar un paseo, ejercitarte, ir a tomar un café o darte un buen baño. 
  • Intenta bajar la culpa, recuerda que no eres la única que pasa por esto y que existen causas biológicas que no están dentro de tu control.
  • Trata de arreglarte, a pesar de que es difícil que te de ganas de hacerlo, el obligarte a darte un tiempo para ti y poder verte bien físicamente te ayudará a tener un poco más de energía, ¡inténtalo!

 


NEUROINGENIA es una clínica de especialistas (Psicología, Pedagogía, Psiquiatría, Neurología y Neuropsicología) que contribuyen a mejorar el entorno y calidad de vida de niños, adolescentes y jóvenes, que atraviesan por alguna dificultad emocional, de conducta, aprendizaje, psiquiátrica o neurológica. Su método es efectivo y distinto ya que cada caso es analizado, investigado y canalizado con el experto correspondiente, para lograr un diagnóstico certero y personalizado, que realmente ayude al paciente y a sus familiares. http://www.neuroingenia.com/neuroingenia
*Tel:  (0155)55501410 / (0155) 22457060 ext. 122  *Dirección: Eugenio Sue 355, Col. Polanco, Miguel Hidalgo, 11550 México / *Mail: contacto@neuroingenia.com