A partir de los resultados que se obtengan en la primera entrevista o diagnóstico, se elabora un programa de tratamiento individualizado con un número determinado de sesiones para poder medir los resultados. Los principales problemas que se tratan en NEUROingenia son los siguientes:

Psicológicos personales (ansiedad, depresión, inestabilidad emocional, dificultad en resolución de problemas, manejo del enojo, baja autoestima, dificultades en relaciones personales, entre otros).

Estilo de crianza – interacción familiar.

Del neurodesarrollo (autismo, retraso global del desarrollo, incapacidad intelectual, otros problemas relacionados).

Del comportamiento (TDAH, trastorno negativista desafiante, otros problemas de conducta).

Neuropsicológicos (memoria, atención, funciones ejecutivas, percepción, motricidad).

Problemas de aprendizaje.

Problemas de lenguaje.

Problemas neurológicos.